Izquierda Unida liderará la oposición de izquierdas en la Diputación Provincial de Málaga

María Antonia Morillas y Pedro Fernández Ibar (circunscripción Málaga) y Miguel Díaz (circunscripción Marbella) serán los tres diputados provinciales que representen a Izquierda Unida, Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) en el ente supramunicipal, tal y como aprobó ayer el consejo provincial de la organización, máximo órgano de dirección entre asambleas.

Los consejos locales y comarcales de las circunscripciones con derecho a representantes en Diputación presentaron sus propuestas, siendo estas las más votadas. En esta ocasión la elección se ha hecho con listas abiertas y no cerradas como está establecido estatutariamente. Los tres futuros diputados son los concejales electos de Málaga, Rincón de la Victoria y Marbella, respectivamente.

María Antonia Morilla es licenciada en Comunicación, tiene 28 años y en la legislatura que ahora acaba ha coordinado la Oficina de Presupuestos Participativos de Diputación, además de ostentar la Secretaría Técnica de la Red Estatal de Presupuestos Participativos.
Pedro Fernández, tiene 32 años, es estudiante de Piscología y ocupa actualmente por los cargos de portavoz del grupo municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria y en la Mancomunidad de Municipios de la Axarquía.
Por su parte, Miguel Díaz, tiene 32 años, es periodista y ha sido el secretario de comunicación de Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y miembro del Consejo de Administración de la Radio Televisión Marbella. También fue vocal de la Comisión de la Gestora de Marbella, dirigiendo las áreas de Bienestar Social y Participación.

El coordinador provincial de IULV-CA, José Antonio Castro, ha explicado que es una apuesta por la renovación y preparada para el papel que le toca jugar ahora a la coalición en la Diputación Provincial. Queremos ser los protagonistas de la oposición. Seremos la oposición de izquierdas”.

En la reunión del Consejo Provincial también se aprobó por unanimidad el informe de la Dirección y se realizó un análisis de los resultados electorales. “Estamos satisfechos, pero tenemos una sensación agridulce porque a pesar de aumentar los grupos municipales en la provincia (siete más), obtener más votos (15.000 más), no hemos conseguido el tercero de los objetivos que era el incremento de concejales (ha sido el mismo número de ediles que en 2007)”, señaló Castro.

Pactos postelectorales

El Consejo Provincial también debatió de los posibles pactos a suscribir en aquellos municipios donde IULV-CA no haya obtenido la mayoría absoluta, pero sí  sea la fuerza más votada, así como en aquellas localidades donde tampoco lo sean otras formaciones políticas.
En ese sentido, el coordinador provincial ha denunciado la “actitud irresponsable” del partido socialista. Aunque no hay acuerdos globales entre ambas administraciones como ya ocurriera en 2007, “llegamos a establecer una interlocución a fin de garantizar este objetivo por ambas partes y su dirección (la socialista) ha ido en la línea de dar libertad a los suyos para hacer lo que quieran para arrebatar las alcaldías de IULV-CA”.
También se habló del PP, “que a pesar de sus buenos resultados electorales tiene una política de conseguir todas las alcaldías posibles, aunque sean los menos votados en esos municipios”.

Izquierda Unida reiteró ayer que entre los contenidos mínimos programáticos que deben ser incluidos en cualquier pacto deben estar la democracia participativa, la defensa de lo público para la prestación de servicios y los ayuntamientos frente a la crisis en lo político y en las políticas.

Trabajarán por mantener las políticas de servicio público y participación

La nueva distribución política coloca a IULV-CA en Diputación en un marco diferente después de 12 años de gobierno en la Institución.  El PP ha puesto en marcha en todo el país y en la Diputación en particular una campaña para ofrecer una imagen demoledora del anterior gobierno. También habrá una contradicción entre la filosofía del ente de apoyo a las pequeñas localidades y las demandas que harán los grandes municipios gobernados por el PP. Un tercer elemento que caracterizará la política del PP será la privatización de los servicios públicos que presta Diputación con un discurso de austeridad “que luego nunca cumple”.

Frente a todo ello, los representantes de IULV-CA serán la oposición de izquierdas, con el compromiso de mantener aquellas políticas que se han desarrollado durante estos años. En esa línea se apostará por la profundización del modelo de concertación económica que “nos ha situado en puestos pioneros en el Estado”. Por ello, se defenderá el  incremento de los recursos destinados a la concertación de manera que sea cada vez mayor el presupuesto destinado a los ayuntamientos y que sean éstos quienes decidan su finalidad. “La participación ciudadana, la cooperación internacional, la sostenibilidad y la defensa del Medio Ambiente seguirán siendo señas de identidad de IULV-CA en Diputación”.