IULV-CA denuncia la bajada año tras año de las ayudas públicas al deporte base

 En la comparecencia parlamentaria del Consejero de Turismo, relativa a la situación del deporte base en Andalucía, el parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, ha manifestado “el apoyo IU a la preocupación de centenares de personas (padres, monitores, entrenadores, jóvenes deportistas, etc….) que anónimamente se dedican al deporte base y que, año tras año, sufren la reducción, por parte de la consejería de turismo de la Junta de Andalucía, de las ayudas públicas destinadas al mismo”. Castro ha defendido la recogida de más de 5.000 firmas por parte de esta organización entorno a la campaña Salvemos al deporte base calificando su trabajo de”responsable, altruista, eficiente y comprometido”.

El parlamentario de IULV-CA, ha reconocido las dificultades objetivas a la hora de dar cifras sobre el deporte base “ya que, son muchos los proyectos y programas. “IULV-CA entiende que esta bajada progresiva no está relacionada con los recortes de la actual crisis económica porque observamos como el deporte base supone un 7,25% del presupuesto de la consejería de turismo: de una partida de 86 millones de euros, algo más de 6 millones de euros es destinado al deporte base.”

El diputado de IULV-CA  ha insistido en la apuesta de Salvemos el deporte base por la práctica en la iniciación deportiva generando calidad de vida así como, afianzar los hábitos de vida saludable de la población escolar. “Por tanto, desde IULV-CA, exigimos que sus demandas sean consideradas muy en serio para modificar y mejorar la contribución de la administración al deporte base”.

Finalmente Castro ha explicado que “la legislación aprobada sobre el deporte base carece de elementos que la desarrolle y en numerosas ocasiones entra en conflicto con la norma educativa. Asimismo ha ejemplarizado explicando que la partida referente a las subvenciones a los clubes de deporte base ha bajado considerablemente: si en 2008 cada club recibía una media de 3.313 euros,  en 2009 fue de 2.608 euros (recorte del 21%) y en el 2010, recibían una media de 1.111 euros (recorte del 57%)”.