Los presupuestos andaluces son tramposos con los malagueños y no crearán empleo

negativamente a los tres pilares que podrían crear empleo e impedir mayor desastre económico en Málaga: la obra pública, el turismo y la agricultura. Asimismo, son engañosos y tramposos, ya que no se provincializan las inversiones para no comprometerlas.

Así se ha pronunciado el coordinador provincial de Izquierda Unida, Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) y parlamentario andaluz, José Antonio Castro, en su primera valoración del presupuesto que ha presentado el consejero de Cultura ante los medios de comunicación.

Las inversiones de la Consejería de Obras Públicas sufre un grave descenso, a pesar de que éstas son generadoras de empleo y, por lo tanto, de riqueza.

Qué decir de la Consejería de Turismo, añade Castro, cuando Málaga supone el 60 por ciento de turismo en la Comunidad Autónoma y baja en toda Andalucía un 16,4 por ciento. Es cierto, comenta el coordinador, que desde la organización de izquierdas se ha venido apostando por potenciar otras industrias que no nos hagan depender exclusivamente del turismo y el ladrillo, como es el I+D+I, pero no serán estos los presupuestos que apuesten por ello.

Castro ha acusado a los gobernantes andaluces de utilizar técnicas contables para cuadrar el presupuesto del próximo año, lo que lo hace menos creíble. Prevé ingresos que no van a llegar, puesto que lo hace en función de un crecimiento económico que no se registrará y las cifras conocidas hoy mismo así lo apoyan.

A ello hay que añadir que por primera vez en su historia, los presupuestos andaluces no ofrecen cifras para Málaga, lo que les permitirá dejar sin ejecutar un mayor número de inversiones de las que habitualmente quedan en estas cuentas andaluzas. “Son unos presupuestos engañosos, que pretenden ocultar la realidad a los malagueños. Nos quieren vender unos presupuestos tramposos”.

Castro se ha mostrado también preocupado por ciertos datos que aparecen en los presupuestos, como una bajada en la cantidad que la Junta destina a las pensiones, lo que supone un serio revés para las economías más débiles. “Aunque estas pensiones sean escasas y bajas, están suponiendo una ayuda en muchas casas, donde no hay otros ingresos”.

En cuanto a las consejerías de las que el PSOE está haciendo bandera en estos presupuestos, la Educación, cabe destacar que no existe subida, ya que lo que ha reseñado es un aumento del 2,5 por ciento, cuando las previsiones de inflación son, al menos de un punto más, lo que significará, en realidad que el sistema educativo perderá poder adquisitivo.

En definitiva, concluye Castro en su primera valoración, son unos presupuestos tramposos, que renuncian a crear empleo y riqueza.