Alberto Garzón invita a los jóvenes a reclamar una segunda transición y controlar las estructuras políticas y económicas

 

El candidato se reúne con representantes de este sector de la población para ofrecer un programa de empleo, vivienda y servicios públicos


Los jóvenes podemos usar la herramienta de las instituciones y cambiar las normas y las políticas para dejar de ser únicamente mano de obra barata”, ha asegurado esta mañana el cabeza de lista al Congreso por Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) La Izquierda Plural, Alberto Garzón, durante el encuentro con jóvenes que ha mantenido esta mañana.


El número uno de la Candidatura ha recordado que la lista que encabeza tiene una media de edad baja y que esa cualidad viene acompañada de una gran preparación y un programa alternativo y real para dar respuestas a los jóvenes. “Somos la herramienta más adecuada para canalizar la frustración que viene generando el desempleo, trabajos inestables y mal pagados, incapacidad para acceder a la vivienda, etc”.


Garzón rememora que los jóvenes han vivido en crisis incluso cuando existía bonanza económica “oficial” en 2005. Lógicamente, añade, cuando esta crisis está afectando a la gran mayoría de los ciudadanos, uno de los sectores más afectados somos los jóvenes.


En esa misma línea ha hablado la responsable provincial de Juventud de la coalición, Soledad Maldonado, quien recuerda que hay 20.508 jóvenes parados en la provincia, lo que supone un 10,83 por ciento. “Los jóvenes queremos un futuro con garantías e IULV-CA es la alternativa. El cambio no pasa sólo por las urnas, pero hay que usarlas para que podamos decidir directamente, tener capacidad de decidir en las instituciones”.


Bajo el lema “En las calles y en las urnas, los jóvenes nos rebelamos” el programa de IULV-CA para la Juventud incluye numerosas medidas económicas como el fomento del contrato de relevo en las empresas, la regulación de las bonificaciones a empresas para que se cree empleo juvenil estable, equiparación salarial para los contratos en prácticas y de formación con respecto a la categoría profesional; remuneración de prácticas de empresas, así como inspección real de becas de formación para evitar empleos encubiertos.


La falta de acceso a la vivienda es otro de los problemas a los que el programa de IULV-CA da respuesta regulando la dación en pago, creando una agencia de vivienda y alquiler público de ámbito estatal que funcione de manera exclusiva en todas sus operaciones a través de una red de banca pública y que también sirva para dar soluciones alternativas al desahucio. Y en especial se creará un parque público de viviendas en alquiler y venta para jóvenes. Se trata de que el alquiler no suponga

 

nunca más del 30 por ciento del total de los ingresos. En cuanto a las viviendas de VPO destinadas a los jóvenes no podrán ser viviendas de renta libre, sino que sólo podrán venderlas al Estado y éste les reembolsará el dinero que costó más el porcentaje correspondiente al IPC acumulado.

En el apartado de formación, Garzón explicó a los jóvenes que se exigirá la paralización del proceso de mercantilización de la enseñanza universitaria plasmado en el EEES (Espacio Europeo de Educación Superior), derogación de la Ley de la Ciencia que subordina la investigación a los criterios mercantiles impuestos por las grandes empresas.


También el programa de IULV-CA La Izquierda Plural incluye la reducción de las tasas académicas disminuyéndolas progresivamente hasta su eliminación. Al mismo tiempo, se propone aumentar la oferta de becas educativas en base a criterios socioeconómicos en la educación pública.

Alberto Garzón invitó a los jóvenes a participar sobre todo ahora que los movimientos sociales están nutriéndose mayoritariamente de este sector de la población para “reclamar una segunda transición y controlar y transformar las estructuras políticas y económicas”.