Los nuevos diputados de IU renuncian al plan de pensiones privado del Congreso

 

Nunca había ocurrido pero alguna vez tenía que ser la primera. Cuatro de los 11 diputados de IU, los que se han acreditado hasta el momento en el Congreso, han renunciado al plan de pensiones al que tienen derecho en apoyo al sistema público frente al privado y porque "no entienden que tenga que haber un sistema de pensiones privado específico para los diputados". Los funcionarios de la secretaría del Congreso no tenían claro como reaccionar ante tal renuncia, pues nunca en España y en democracia un diputado había adoptado tal decisión desde que existe tal plan. Fuentes de IU han dejado bien claro que no existe ninguna orden específica en el partido que obligue a los diputados a renunciar a este seguro privado. Cada cual lo ha hecho de manera libre y voluntaria: el coordinador federal de la formación, Cayo Lara, el diputado electo por Málaga, Alberto Garzón, la diputada por Madrid Ascensión de las Heras, y por Sevilla José Luis Centella.

"Rellenando datos en el Congreso. Acabamos de renunciar al plan de pensiones privado. No hay precedentes, nos dicen", ha escrito Alberto Garzón en su twiter mientras realizaba, junto con algunos de sus compañeros, el papeleo necesario para acreditarse como diputados en el Congreso. "@falsimedia no existía hasta hace unas pocas legislaturas", ha escrito poco después refiriéndose a dicho plan. Garzón también ha declarado que «es una cuestión moral, porque consideramos que debemos evitar formar parte de un espacio financiero altamente especulativo... el papel de los fondos de inversión en el mundo moderno ha sido creciente y muy desestabilizador... es inadmisible que el Congreso empuje a los diputados a contratar un plan de pensiones privado (con BBVA), más aún cuando lo que tenemos que hacer es luchar por fortalecer el sistema público de pensiones».

El Plan de Previsión Social y Empresarial para Diputados y Senadores al que tienen derecho todos los ocupantes de escaños según la ley vigente incluye un seguro de accidentes y de vida. La renuncia se ha producido cuando se han encontrado con que entre los formularios que tenían que firmar estaba el de dicho plan y han preguntado en qué consistía. Tras conocer los detalles, han decidido no acogerse al mismo. Es previsible que los otros siete diputados de IU que aún no se han acreditado como parlamentarios también renuncien al citado plan.

Recordemos que Julio Anguita, ex-coordinador general de IU, ya renunció al dejar de ser diputado del Congreso a la pensión máxima que le correspondía por sus 7 años como parlamentario alegando que con la jubilación de su puesto de empleo anterior, maestro de escuela, ya tenía bastante.

Según el reglamento de pensiones parlamentarias y otras prestaciones económicas a favor de los ex-parlamentariosaprobado por las Mesas del Congreso de los Diputados y del Senado en su reunión del día 11 de julio de 2006, en su Capítulo Cuarto "Plan de Previsión Social";

"Artículo 16. 1. Las Cortes Generales, con cargo a su Presupuesto y, para todos los Diputados y Senadores durante su mandato, abonarán a un plan de previsión social la cantidad correspondiente al diez por ciento de la asignación constitucional".

Texto e imagen publicado en Tercera Información bajo licencia Creative Commons