Izquierda Unida llevará al Congreso el “limbo” legal de los trabajadores de Spanair

El diputado por Málaga de Izquierda Unida, Alberto Garzón, llevará a la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados la situación que padecen los trabajadores de la compañía aérea Spanair, que se encuentran desde el pasado 28 de enero en el limbo legal del “permiso retribuido”.

Así se lo transmitió el propio Garzón a los afectados durante la reunión mantenida con ellos, en la que también ha participado el diputado provincial de Izquierda Unida Pedro Fernandez Ibar, que llevará la semana próxima a la Diputación de Málaga una moción de apoyo a los trabajadores malagueños de Spanair y Newco.

El pasado 28 de enero de 2012 la aerolínea spanair anunció la suspensión de actividades y actualmente la empresa se encuentra en concurso público de acreedores. A pesar de que esta empresa tenga sus sede en Cataluña, el cierre de Spanair afecta a 60 trabajadores en Málaga: los 20 trabajadores que spanair tenía en el aeropuerto de Málaga , más los 40 trabajadores de Newco, la empresa con la que Spanair tenía contratada los servicios de asistencia en tierra en el aeropuerto malagueño,Irene Morente, presidenta del comité de empresa de Newco, y Fernando Mostazo, delegado de personal de Spanair, explicaron la situación que están viviendo los trabajadores de estas empresas desde que el 27 de enero se enteraron “por la prensa” de que se encontraban en situación de permiso retribuido: “al no estar todavía despedidos no podemos empezar a cobrar el subsidio de desempleo, ni emprender acciones legales contra al empresa”, además denunciaron que las empresas se están escudando en falta de liquidez para no pagar íntegramente las nominas de enero y febrero.

Alberto Garzón explico que Izquierda Unida ha pedido la comparecencia de la Ministra de Fomento sobre este tema, y que además presentarán una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso para que el gobierno medie ante la empresa para que los trabajdores cobren las nominas que les deben y sean subrogados por las nuevas compañias que cubran las lineas.

Además Garzón criticó duramente la aptitud de la empresa en este conflicto “a veces las empresas se olvidan de que detrás de cada despido hay una vida”, sentenció el diputado.