El PP de Torremolinos aprueba una subvención del IBI con criterios alejados de los principios constitucionales de igualdad y progresividad

Los concejales del grupo municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Torremolinos han presentado  un recurso a la modificación  de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre bienes inmuebles, aprobada en solitario por el equipo de gobierno del Partido Popular, y que supondrá un brutal incremento de este impuesto para los empadronados.

La coalición de izquierdas entiende que el establecimiento de distintas cuantías y porcentajes en las subvenciones, en función de los años de empadronamiento y entre empadronados y no, viola los principios de igualdad y progresividad recogidos en la Constitución Española y carece de sentido, puesto que la transferencia que recibe el Ayuntamiento del Estado por habitante empadronado es la misma independientemente de los años.

Del mismo modo, Izquierda unida denuncia que no se hayan facilitado los datos requeridos para evaluar el impacto económico de la modificación y que una vez más, se oculta deliberadamente la infomación a los grupos de la oposición.

“Lo absurdo de esta modificación es que se puede dar la situación de que a dos viviendas con igual valor catastral, se subvencione con una cantidad superior a un propietario que reside solo que a una familia de cuatro miembros. Aunque el Ayuntamiento reciba por el primero 250 euros y por la segunda aproximadamente 1000. Una muestra más de la arbitrariedad e irracionalidad de este Ayuntamiento y consecuencia de la grave crisis que atraviesa”, explica el portavoz del Grupo, Félix Martín.