El Ayuntamiento de Málaga denegará subvenciones a las entidades que atenten contra el derecho de plena ciudadanía de las personas LGTB

El Área de Derechos sociales del Ayuntamiento de Málaga aprobó ayer por unanimidad la propuesta de Izquierda Unida para que esta institución “deniegue cualquier subvención o proyecto a países, entidades públicas y privadas que en el desarrollo de sus actuaciones fomenten el odio y discriminación hacia las personas LGTB o atenten con sus derechos de plena ciudadanía.”

Esta medida se enmarca dentro de una batería de propuestas que la coalición de izquierdas ha presentado al Ayuntamiento con motivo de la celebración del  día mundial contra la LGTBfobia -el 17 de marzo- para erradicar este tipo de discriminación, y entre la que se incluyen medidas de educación y sensibilización social para el reconocimiento de la igualdad.

Entre las medidas aprobadas ayer se encuentra el dedicar una calle de la ciudad al orgullo gay, la “calle 28 de junio”, y el pedir al gobierno que garantice la financiación del Plan Nacional sobre Sida.

 

De Málaga al Congreso

 

La propuesta aprobada ayer por el Ayuntamiento de Málaga para denegar subvenciones a las organizaciones que discriminen al colectivo LGTB, también será debatida próximamente en el Congreso de los Diputados , ya que está incluida en la propuesta de Ley Integral contra la LGTBfobia registrada por la Diputada de  Izquierda Unida, Ascensión Heras, el pasado 13 de mayo.