Diputación debe unirse a las protestas ciudadanas y profesionales contra los recortes de la sanidad malagueña