La música es cultura, nunca ruido