Málaga, la primera ciudad en contar con una dirección colegiada