El alcalde de Málaga gobierna al margen de los intereses de la ciudad