Los Presupuestos Generales del Estado destruirán empleo en Málaga y se ceba en los más desfavorecidos